El condón femenino – Todo lo que tienes que saber

El condón femenino está de moda. Cada vez son más las interesadas en probarlo y por eso estás aquí. Te vamos a contar todo lo que necesitas saber y tienes vídeos para que veas como usar el preservativo femenino paso a paso de forma gráfica.

¿Qué es el preservativo femenino?

Es un simple condón que se ajusta a la vagina y permite mayor protección que el condón masculino en algunos aspectos. El motivo de esto es que el condón femenino cubre el área de la vulva, proporcionando más seguridad en esa zona en la cual se pueden transmitir enfermedades sexuales cuando se tiene sexo con el preservativo masculino. Esto puede resultar bastante útil para cualquier mujer, pero especialmente para damas de compañìa en Maracaibo.

Condón femenino – ¿Cómo se usa?

En este vídeo puedes ver un ejemplo práctico de cómo se coloca un condón femenino para su uso.

¿De qué está hecho?

Normalmente está hecho de poliuretano o de nitrilo, lo cual puede ser una ventaja para aquellos alérgicos al latex, ya que no suele causar reacciones alérgicas.

¿Cuándo poner el condón femenino?

Según algunos expertos y fabricantes, se puede poner hasta 8 horas antes de la relación sexual, así que si prevees que vas a tener sexo, no tienes más que ponértelo y puedes dejarlo hasta el momento del acto. Personalmente, ese periodo de tiempo me parece extremadamente largo, porque si quieres ir al baño, tendrás que quitártelo y perderás parte del lubricante. Me parece mejor idea ponerlo dos o tres horas antes de la relación y después de haber orinado.

¿Es incómodo llevarlo?

Para nada, no se siente prácticamente ninguna molestia, al menos en mi experiencia y experiencia de otras mujeres que lo han usado.

Experiencias con el condón femenino

Ventajas del preservativo femenino

  • Ganas el control de tu seguridad durante el sexo. No tienes que depender de tu pareja sexual para estar segura.
  • No hay que interrumpir el acto sexual para ponértelo, lo cual aumenta las posibilidades de que no se apague la magia (y otras cosas).

Desventajas

  • Es más caro que el masculino. Unas cuatro veces más.
  • Es bastante difícil de encontrar.
  • Es algo incómodo al principio a la hora de ponérselo.
  • A algunas personas no les gusta tanto (especialmente hombres), debido a que puede no estar tan bien lubricado como el normal. Piensa que el preservativo masculino es ayudado por la lubricación natural vaginal, pero este no. Te recomiendo usar algo de lubricante extra si esto te ocurre.

Puedes usarlo con diferentes posturas, ya que podría cambiar bastante la sensación, sobre todo para el hombre, ya que para la mujer suele ser siempre cómodo, pero para el hombre no tanto.